Dominios con Ñ: Todo lo que necesitas saber

6 octubre, 2016
No hay comentarios

Por un motivo geográfico obvio (nuestra oficina está en Logroño), muchos de nuestros clientes tienen marcas y empresas con la letra ñ en su nombre. Cuando nos consultan si deberían incluir la grafía española en sus nombres de dominio, nuestra respuesta es clara: sí, pero no como dominio principal. A continuación te explicamos porqué.

Admitámoslo, en la batalla por el lenguaje tecnológico que va más allá del 0 y el 1, el idioma inglés es el vencedor. Y carece de ñ. No es el navegador, ni el servidor, ni el hosting. La ausencia de ñ es algo global.

Podemos reivindicar, como hizo la RAE al presentar los dominios multilingües, que esto deje de ser así. Pero aunque ya se puedan crear dominios con ñ de momento no es recomendable usarlos como dominio principal, porque fuera de los países que hablan español nos encontraremos con incompatibilidades, e incluso aquí podemos hallarnos con problemas si queremos usar servidores de correo tan comunes como Outlook, Yahoo, Windows Mail o Gmail.

Así las cosas, nuestro consejo es registrar ambos dominios: uno con n y otro sustituyéndola por una ñ. Usaremos el primero tanto para la web como para el email, y el segundo como un alias, para que la web funcione si alguien nos busca con la letra ñ.

¿Cómo registrar un dominio/alias con ñ?

Lo único que tenemos que hacer es traducirlo antes al formato internacional IDN. Podemos hacerlo en: http://punycode.es/

Por ejemplo el dominio logroño.es se convierte en xn—logroo-0wa.es

Ya con el código IDN asociado a nuestro dominio/alias con ñ, ese mismo código es el que hay que registrar en nuestro hosting.

Es decir, en vez de registrar logroño.es, debo registrar xn—logroo-0wa.es.

Ya con los dos dominios en nuestras manos, el funcionamiento debería ser el siguiente:

  • Si alguien escribe logrono.es en el navegador llegará a la web, porque ese es su dominio principal.
  • Todos los emails son con @logrono.es (Ej: info@logrono.es)
  • Si alguien escribe logroño.es en el navegador, también llegará a la web, porque lo hemos configurado como alias. Aunque el usuario siga navegando, continuará en logroño.es (NO lo redirigimos a logrono.es aunque sea el dominio principal).

La programación de la web debe tener en cuenta que se está creando contenido duplicado ya que dos dominios distintos muestran el mismo contenido. Pero eso se resuelve fácilmente con la utilización de etiquetas HTML canonical.

Esperamos que les haya servido el artículo y cualquier consulta que tengan no duden en ponerse en contacto con nosotros.

[Total:0    Promedio:0/5]

Hernán González Buteler

Es Ingeniero Informático y Director de Proyectos en Netbrain.es

Su turno de hablar

Tu dirección de email no será publicada.

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad